DRAGON O

El dispositivo tridimensional más grande
Proyectando imágenes fijas o en movimiento son el Dragon, conseguimos un atractivo recurso que centra el foco en su capacidad para transmitir volumetría a los espacios donde se coloca. Además, el Dragon O permite interactividad en tiempo real, convirtiendo a los espectadores en participantes activos que pueden moverse transmitiendo sus expresiones al soporte LED.
Tecnología neuronal
Se trata de una instalación de 3D real, y no de una ilusión óptica. Los hilos verticales de led se combinan para que la imagen aparezca en primer plano o detrás, en esta instalación que no es una pantalla sino todo un volumen. Se trata de una tecnología “neuronal” de led: cada led tiene un microchip para conocer su posición y su papel en la codificación del video 3D. Es un sistema “no reticular”, que permite un desplazamiento orgánico de los pixeles para rellenar espacios vacíos y así crear mayor información visual y por lo tanto, una mayor resolución con el mismo número de pixeles.
 
La pantalla LED tridimensional

Nuestra pantalla de LED tridimiensional, es un espacio 3D formado por miles de píxeles, aunque en realidad se llaman voxels al ser de luz.

Su fabricación por módulos, permite una gran adaptabilidad a diferentes espacios, aportando una sensación de profundidad visual y dinamismo.